Cuando común no es vulgar y doméstico no es casero.

0

Passer domesticusPorque no todo van a ser bestias indómitas, exóticas y con estampados imposibles en su cuerpo. Hoy he decidido darle el protagonismo a uno de esos señalados por la vulgaridad.

Esos que antes de conocerlos ya les etiquetamos como “sin interés”.

Esos que su nombre viene acompañado de la palabra “común”, cosa que acaba con toda posibilidad de conseguir una portada en el Science.

El Gorrión común (Passer domesticus)

Passer domesticus

La verdad es que ante la posibilidad de llenar un barco de animales, porque se te viene encima una borrasca épica. Es difícil que el talento necesario para que se te ocurra agenciarte una pareja de gorriones aparezca, entre todo el trasiego de la rampa del Arca. Quiero decir, que seguro que los gorriones, de haber ido en el Arca, les hubiera tocado fregar cubierta, por polizones.

Otra de los grandes absurdos de este estimado pájaro es que a pesar de que su nombre en latín acaba en “domésticus”, a ver quién me dice que a visto uno solo en cautividad (nunca sobreviven demasiado tiempo).

Cuando pensamos en gorriones, pensamos en los ratones del cielo (porque el papel de ratas ya se lo adjudicaron a las sufridas gaviotas).  Sin embargo este emplumado bichillo despierta el instinto protector de miles de críos todas las primaveras.

Los pollos de gorrión perdidos, lejos de su nido en primavera, son seguramente el primer topetazo con el concepto de la muerte, que te llevas de pequeño (siempre y cuando tus padres no te comprarán anteriormente “un patito” en el mercado).

Passer domesticus

Cuando te encuentras un pollo de gorrión y te lo llevas a casa para salvarlo, empiezan una serie de acontecimientos casi sin remedio y con un trágico desenlace:

(Modo irónico encendido)

  1. Llegas a casa y convences a tus padres para acabar de criar al pobre desgraciado.
  2. Lo colocas en “lo más parecido a un nido” que tienes en casa… una caja de zapatos. (Error 1)
  3. Y lo primero que le pones es una rebanada de pan. (Error 2)
  4. A continuación, nervioso porque el desagradecido no ha tocado el pan, lo humedeces en leche. (Error 3)
  5. Nada, el pollo, que antes se aguantaba de pié, ahora esta tumbado de lado.
  6. Vamos a embucharlo, que creo “el pobre” no “quiere” comer. (Error 4)
  7. Nada… ahora tirita… eso es que tiene frío. Mejor lo pongo pegado a la calefacción. (Error 5)
  8. Vaya… seguro que se ha muerto porque no pueden vivir sin su mamá. (Error 6 y último)

No tengo ni idea de cuantas veces repetí el procedimiento anteriormente descrito e “inexplicablemente” siempre acaba igual. No saqué ni uno para adelante.

La verdad es que la vida me enseño una cosa… Sin internet eramos unos analfabetos crónicos.

¿Porqué digo esto? Cuando era un niño, en mi entorno directo nadie o casi nadie sabía de animales más que yo, y eso lejos de ser loable era una terrible pared para mi carrera de zoólogo amateur. Ya que nadie me corregía, nadie me guiaba por el buen camino de la zoología, nadie me dijo:

- Marc, hidrata primero al pollo con un suero y luego vas a por la pasta de insectos y huevo. Y prepárate para tomas cada 3 horas.

Había libros, si, y yo los tenía todos, pero no concretaban cosas como estas. El número de dientes de la Zarigüeya de Virginia si aparecía, pero mi pollo moría inevitablemente.

Luego había los pollos perdidos de vencejo… pero estos ya eran de otra liga.

La de gorriones que habría volando por el mundo de haber existido internet y sus foros hace 30 años.

De mayor trabajé en un centro de recuperación de fauna salvaje, al final lo conseguí.

Passer domesticus

Cuando un señor mayor de pueblo, de esos que recuerdan el pasado mejor que el presente os diga:

-Antes aquí se veían bandadas de gorriones por doquier, pero ahora con los pesticidas y la escasez de campos…

Tu le puedes contestar:

-Ná… es culpa de la inexistencia de internet.

 

P.D: A todas las fans de Johnny Deep en piratas del Caribe… Sparrow es gorrión en inglés. ¿Decepcionadas?

 

No olvides 1) Compartirlo 2) Comentarlo 3) Volver ;)

 

El culpable de esto

¿Sin opiniones?

Uoh! ¿te apetece leerte otro?

IMG_2189-001

No hay patas, no hay lagarto.

  Ocurre muy a menudo, uno pertenece a un grupo por clasificación pero no cumple de los estereotipos del mismo, es rechazado por “su grupo” ...
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE